Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someoneShare on Reddit

Como todo gran evento, la edición 2017 del NAIAS, (siglas del idioma inglés de North American International Auto Show), ofrece diversas aristas y atractivos dependiendo mucho de la óptica que se tenga al respecto. Sin embargo la premiación a los vehículos del año siempre es emocionante, y felicitamos a Chevrolet por ganar el Car of The Year con Bolt, a Chrysler por ganar el Utility of the Year con Pacifica y a Honda por Truck of The Year con Ridgeline.

Al ingresar, se identifican los grandes escenarios montados por cada una de las marcas o conjunto de marcas que integran a las compañías, con completas colecciones de sus modelos comerciales vigentes. También, en algunos de estos escenarios sobresalen actualizaciones de producto, nuevas generaciones o incluso nuevos segmentos que estarán a la venta en el corto plazo, mientras que en los menos, destacan conceptos que no serán parte del portafolio comercial hasta que se termine de madurar la idea, ingeniería y relación de costos dentro de al menos un par de años.

Con estas condiciones, también se presentan algunos proveedores de componentes motrices que van desde neumáticos hasta transmisiones, sin dejar a un lado los siempre necesarios proveedores de refacciones y accesorios como es el caso de Mopar, que es la contracción de Motor Parts, y que es una división que pertenece al grupo FCA desde hace más de 80 años.

Dentro de los prototipos o conceptos presentados destacan: el Audi Q8, el Infiniti QX50, Nissan Vmotion 2.0 y el VolksWagen I.D Buzz Concept.

En términos de las presentaciones listas para producción se encuentran: el Audi SQ5, el BMW Serie 5, la nueva generación Chevrolet Traverse, la líder del mercado Ford F-150, la nueva generación de GMC Terrain, la nueva Honda Odyssey, KIA que rompe sus esquemas al presentar el Stinger, Nissan que presenta para norteamérica la Rouge Sport, que ya comercializaba en europa con el nombre de Qashqai, Subaru con el nuevo Impreza WRX, VW con la Tiguan y una SUV de tamaño más grande llamada Atlas, y Volvo con la V90, entre algunos otros.

De todos los vehículos mencionados, existe un eje rector que marca la tendencia del futuro de la industria automotriz: la movilidad autónoma. En mayor o menor medida cada una de las compañías ahí instaladas, cuentan con sistemas en su gama de vehículos actuales, que advierten e incluso corrigen maniobras o acciones mal ejecutadas por el conductor o que colocan en riesgo al vehículo, sus usuarios o entorno. Estos sistemas, que van desde la detección de obstáculos con aplicación de frenos de manera automática, la detección de cambio involuntario de carril, monitoreo de punto ciego, entre muchos etcétera, y que actualmente ya estacionan vehículos, pronto serán una realidad y tendencia de toda la industria al no requerir de la intervención humana para desplazarse de un sitio a otro. ¿Su propulsión?, en casi todos los casos la opción es eléctrica. Su tiempo de llegada a mercado será menor a 5 años para la gran mayoría de las compañías.

Es posible mencionar que para las presentaciones e interacción con los visitantes, las marcas automotrices ahí representadas, emplearon una importante cantidad de sistemas de simulación con realidad virtual.

Con relación a los ejercicios de intercambio de información con directivos de las empresas, tal vez la pregunta más realizada por la prensa especializada mexicana, se relaciona con el futuro de la manufactura en el país tras las fuertes declaraciones realizadas por el presidente electo de nuestro vecino del norte. Las posturas y respuestas son muchas, y cada una de las compañías y su información derivada las daremos a conocer por este medio en diferentes secciones. Sin embargo lo que es claro en cada una de estas reuniones es que es un tema que se relaciona con ecosistemas de producción, donde proveedores de diversas partes del mundo aportan componentes a países o regiones para ensamblar productos que tienen mercados internacionales. Para todo lo anterior se requiere de ingeniería, materiales, manufactura y logística que son de orden global y que poco son compatibles con antiguos conceptos de centralizar la producción. Esto es un tema que sólo el paso del tiempo contará el resultado.

Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someoneShare on Reddit

Related Posts