Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someoneShare on Reddit

Por Mario Cañas 

La firma alemana está de manteles largos debido a que se cumplen 40 años de la presentación de  su histórico modelo M1, el cual fue develado en el  Salón de París de 1978, marcando un parteaguas en materia de imagen y desempeño de BMW.    

Como es una tradición en BMW éste deportivo estaba adelantado a su época y representaba uno de los pináculos de diseño y mecánica en la industria automotriz, gracias a un desempeño dinámico en el que destacaba su motor, seis cilindros en línea, que entregaba hasta 277 caballos de fuerza, un notable bajo centro de gravedad, así como una velocidad tope de 260 km/h.

Éstas especificaciones lo convirtieron en el auto alemán de producción más veloz del planeta, pero eso no era todo, también incorporaba detalles mecánicos nunca antes vistos en el sello BMW como lo era la disposición de su motor central trasero.  

Su diseño aerodinámico fue fruto del genio automotriz italiano, Giorgetto Giugiaro, quien se inspiró en el prototipo BMW Turbo, de 1972, para darle una imagen que rompía con los esquemas de la marca alemana y elevaba los estándares de los autos high performance de ese tiempo.

Eso no fue todo, además las versiones de competencia elevarían las pulsaciones y las emociones en las pistas en las que se hicieron presentes con versiones que fueron de los 490 hp a los 950 caballos de fuerza gracias a la inclusión del turbocompresor. Sin embargo, no consiguieron grandes palmares en el deporte motor. 

Todo un referente de la deportividad de la marca y uno de los autos más apasionantes que se hayan visto en las calles del mundo es éste M1.

Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someoneShare on Reddit

Related Posts